2. La tonalidad: la escala y sus acordes

Seguro que alguna vez habéis visto en el título de alguna pieza musical indicaciones como Canon “en Re Mayor”, Sonata “en La menor”, etc. Esta indicación de una nota seguida de “mayor” o “menor” se refiere a la TONALIDAD de esa pieza.

¿Y qué es la tonalidad? No es un concepto sencillo de entender, pero básicamente consiste en una organización del “material” que el compositor ha utilizado para componer la pieza en cuestión.

Si tuviéramos una caja de 24 lápices de colores para hacer un dibujo… ¿los utilizaríamos todos? Podríamos, pero nos saldría un dibujo con demasiado colorido y probablemente algo caótico; lo lógico sería que seleccionáramos unos cuantos colores en función de lo que queramos representar, y fijarnos también en cómo combinan unos con otros.

Pues en la música pasa muy parecido: en el piano, entre un Do y el siguiente más agudo tenemos DOCE notas, y si quisiéramos usarlas todas para hacer una composición, probablemente nos saldría una pieza un poco rara y difícil de recordar.

Por esta razón el compositor lo que hará es una “selección” de sonidos en función del tipo de música que quiera componer (al igual que hacemos con los colores para una composición artística), y es de esa selección de donde surgen lo que llamamos ESCALAS.

Las doce notas del piano

Una ESCALA es una sucesión de sonidos ordenados por alturas, de manera que cuando las vemos escritas en el pentagrama parecen una escalera. Existen muchos tipos de escalas, tantas como posibles combinaciones quiera hacer el compositor, pero hay dos escalas que son las que más se han utilizado en la música que conocemos, desde la clásica hasta la actual. Y éstas son la Escala Mayor y la Escala menor.

Aunque ambas utilizan los mismos sonidos (siete en total), cuando las tocamos suenan diferente, por el simple hecho de que empiezan en distinta nota, y las distancias entre ellas por tanto, no son siempre iguales (a veces entre dos teclas hay otra en medio, y a veces van seguidas).

Escala Mayor: Do Mayor
Observamos que la escala mayor comienza en la nota Do, y el orden de sus notas es: DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI-(DO).

Escala menor: La menor
La escala de La menor tiene las mismas notas que Do Mayor, pero se interpreta en otro orden, comenzando en LA, por lo que el orden de sus siete notas será: LA-SI-DO-RE-MI-FA-SOL-(LA).

Si escuchamos cada una observaremos la diferencia en sonoridad. La escala mayor suele utilizarse cuando queremos componer música alegre, triunfal, esperanzadora, … y la escala menor se utiliza más para piezas que expresan tristeza, melancolía o incluso enfado. Así, según el tipo de música que queramos componer, elegiremos una u otra escala.

LOS ACORDES
Una vez elegida nuestra “paleta de colores” con la escala de siete sonidos podemos hacer cualquier melodía, eso sí, a una sola voz. Cuando queremos usar más de una voz o instrumentos como el piano o la guitarra, entonces necesitaremos combinar los sonidos de una determinada manera, ya que no todas las combinaciones suenan bien, y para eso usaremos los ACORDES.

La tonalidad, además de utilizar un determinado tipo de escala, usa un tipo concreto de acordes. Los acordes en tonalidad son combinaciones de tres notas a distancia de 3ª (es decir, saltándonos siempre una nota: DO-MI-SOL) que se forman sobre cada una de las notas de la escala, como vemos a continuación:

Acordes de Do Mayor

Acordes de La menor

Al igual que ocurría con las escalas, los acordes de Do Mayor y de La menor son los mismos, pero están colocados de diferente manera, por tanto el acorde DO-MI-SOL será el primero (I) de Do Mayor, pero en La menor es el tercero (III), algo que a priori no parece importante pero sí lo será, ya que el primer acorde de una tonalidad siempre va a ser el más importante, pues será el acorde con el que empezamos y terminamos una canción.